Artículos año 2010 ¿Qué pasará en la calle en 2010?

Cada vez resulta más difícil adentrarse en el complicado mundo de las previsiones dado el convulso suceder de los acontecimientos en una época en la que, a los más sorprendentes y asombrosos avances científicos y tecnológicos, les suceden las catástrofes y calamidades más espantosas e impropias de la capacidad de control que supuestamente se derivan de lo anterior.

Más que como un pronóstico, como un deseo me aventuro a pensar que se conseguirán algunas medidas para frenar los dos grandes males que pervierten al sistema que nos gobierna, estos son, por un lado la degradación medioambiental, frente a la que cierran filas múltiples intereses empresariales que anteponen sus beneficios al bien común general y, por otro lado, en la misma línea de perversión, la de los grandes organismos financieros, que impiden que se les apliquen medidas correctoras y de transparencia en la gestión de sus fondos, condenando al resto a mendigar créditos o a conformarse con las migajas de sus beneficios en una carrera hacia el empobrecimiento colectivo. Obama representa la gran esperanza de que estas modificaciones se plasmen de algún modo. Veremos.

En cuanto a nuestro entorno más cercano, será el año de la solución a las variantes de carreteras en nuestra comarca y por fín nos podremos comunicar con Puerto Lápice o con Pedro Muñoz sin atravesar Herencia o Campo de Criptana, aumentarán las travesías urbanas y las salidas de la zona norte de Alcázar bajo las vías.


Se construirán nuevos centros de educativos en varios niveles, se ampliarán los servicios sociales y familiares haciendo de Alcázar de San Juan un pueblo ejemplar por su oferta y dotación y finalizarán obras cruciales como la nueva barriada sustitutiva de la de Hermanos Laguna, la Casa del Hidalgo y la Capilla de Palacio, con un fuerte incremento de nuestros turistas y visitantes.


En el terreno deportivo se contará con el nuevo macropabellón multiusos, aunque me temo que el futuro de los deportes mayoritarios para el espectador, como son el fútbol y el baloncesto, van a atravesar una fuerte crisis de identidad y una reconversión necesaria para hacerlos viables económicamente, salvo que de nuevo las empresas patrocinadoras remonten el vuelo e inviertan "socialmente" en ellos.

En suma, el comienzo de esta década puede ser el inicio de la salida de un túnel que permita alumbrar una nueva etapa de bonanza y globalización más positiva en un mundo cada vez más vulnerable pero interdependiente.

    Subir ^ www.justorien.es © 2017