Artículos año 2012 Trilogía de azotes



Nadie tiene que venir a convencerme sobre la realidad cuando se viven los acontecimientos en primera persona. Esta situación es la que vengo experimentando en los últimos meses debido a la brutal política de precariedad a la que nos está sometiendo el Partido Popular desde su último y legítimo triunfo en las urnas.

EDUCACIÓN

Los primeros y más directos embates recibidos los he experimentado en propia carne. Mi destino laboral, como asesor en uno de los Centros de Profesores de nuestra región, quedó fulminantemente anulado mediante una normativa de supresión que no tuvo en consideración ni fechas (se cerraron a menos de tres meses del final de curso), ni a personas (cientos de interinos fueron a la calle), ni al modelo (pese a sus más de veinticinco años de funcionamiento con alternancia de opciones políticas en las administraciones), ni tampoco a los bienes acumulados (los logros formativos son intangibles, pero los materiales generados, habrán ido a parar al limbo de los sótanos de almacenamiento, en el mejor de los casos).

Si a esto le unimos el desolador panorama que se vive en los centros educativos con la supresión de interinos (ocho en mi Instituto), la imposibilidad de agrupamientos eficaces, el aumento del número de alumnado en las clases, la falta de liquidez para los gastos corrientes, así como, en lo personal, la pérdida de la paga de Navidad, la congelación salarial y la deducción porcentual de días por enfermedad, todo ello para incentivar la labor del profesorado. No es necesario incidir en comentarios justificativos de cuál puede ser el estado de ánimo y el juicio que me merece la actual situación.

BIENESTAR SOCIAL

La presencia en mi familia de dos mayores octogenarios, padre y madre, uno con incapacidad permanente por tetraplejia a consecuencia de un ictus y la otra por su condición de cuidadora principal desde hace más de un lustro, me permiten conocer cuál es la realidad y la tendencia de las ayudas.

Lejos de salvar las precarias cantidades de que disponen, el empeño en las medidas de la Administración regional, que preside Cospedal, ha sido recortar la ayuda de 416 euros y rebajarla a 375 euros aplicando un porcentaje reductor de difícil justificación.

Por otro lado, se cierne la amenaza, adelantada por los técnicos de los Servicios Sociales locales, de que serán incompatibles la Ayuda a Domicilio y el salario del cuidador principal, lo que nos obligaría a sus descendientes a financiar privadamente la ayuda que presta una persona contratada para las tareas más básicas para dos ancianos en el auténtico ocaso de sus vidas.

Por si todo esto no fuera poco, ahora pagan un 10 % del importe de los medicamentos de carácter crónico, sin que hasta la fecha se haya producido ningún gesto de devolución sobre las cantidades que superen los 8 euros mensuales, tal y como habían prometido los responsables sanitarios que nos gobiernan, en una de sus múltiples falsedades.

REFORMA LABORAL

El tercer azote lo he experimentado de forma indirecta pero igualmente cercana. Mi hermano ha sufrido de lleno el látigo del paro, que la última reforma laboral ha facilitado y abaratado a su empresa.

Ésta, no sólo ha incumplido las condiciones básicas de advertir (la ley señala 15 días de antelación) previamente el despido que resuelven pagando una multa irrisoria, sino que los esbirros al servicio del Capital, especializados como una especie de “cierraempresas” se presentaron alevosamente, traicionando promesas anteriores y sorprendieron al incauto trabajador, hasta ese momento encargado y responsable de su centro de trabajo, y sin más consideraciones lo ponen de patitas en la calle, lo despojan de llaves y vehículo, le roban los derechos a días trabajados (de 40 pasan a 25) sabiendo que no podrá pleitear porque ha desaparecido el llamado “salario de tramitación” y porque el tiempo jugaría descaradamente en su contra, mientras el empresario ha justificado sospechosamente unas cifras que hace creer que tenía pérdidas (cuando fehacientemente no era cierto) para así justificar una medida que le permita cuadrar sus verdaderas cuentas y emprender nuevos pelotazos a costa de los sufridos y desvalidos trabajadores.

¿Es necesario comentar más?

Noviembre de 2012
    Subir ^ www.justorien.es © 2018