Artículos año 2018 VEROSÍMILES INVEROSÍMILES


El fin de semana del 2 y 3 de junio de 2018, una treintena de personas nos desplazamos desde Alcázar de San Juan hasta Burgos con el fin de contemplar en directo la exposición “Verosímiles inverosímiles” de la artista Manuela Sanz que se encuentra en la sala principal del Centro de acceso a los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca, a escasos metros de la zona de excavación arqueológica.

Aún conocedoras previamente del contenido de dicha exposición la mayoría de estas personas, quedamos asombradas por el trabajo de la autora, a la que han acompañado un excelente grupo de colaboradores encabezado por Alejandro Martínez Parra, que ha actuado como comisario de la misma, Edmundo Comino y Teresa Moreno, como autores de los textos, Miguel Calatayud, que ha realizado el trabajo fotográfico de folletos y carteles y de Bárbara Sánchez Coca, que ha documentado el conjunto de las piezas, sin olvidar a Miguel Nava Cuervo que logró una excelente ambientación musical con su Elitrofonía nº 1_Samsa, sin sospechar que el resultado final expuesto resultara tan evocador, sugerente y de una incuestionable originalidad creativa.

Porque Manuela utiliza materiales insospechados para crear sus “bichos”. Materiales que como ella misma dice “se colocan solos como cabezas, cuerpos, ojos, alas, etc. Y en un momento determinado toman vida”. Es sorprendente su capacidad para encontrar esta belleza plástica en pequeños elementos naturales que cobran todo su sentido en las figuras que finalmente componen y representan. Ella lo explica con la idea de que “la Naturaleza, con su fuerza silenciosa, sutil y grandiosa a un tiempo, supera con creces nuestra imaginación por muy aguda que sea”.

Conviene poner de manifiesto las facilidades que ha tenido por parte de las instituciones de la Junta de Castilla y León y más en concreto del Museo de la Evolución Humana y La Fundación Siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León para poder montar este conjunto de ingenios creativos en un marco excepcional como es el del acceso a los yacimientos de Atapuerca, que no podemos olvidar que están marcando un hito en el conocimiento de la Prehistoria y cuyos logros científicos cuestionan muchas de las teorías previas que se debatían entre confusas especulaciones cargadas de imaginación.





La expedición alcazareña tuvo ocasión de recorrer de paso el Yacimiento, como lo había hecho anteriormente con el Museo de la Evolución Humana, en el centro de la capital burgalesa, cuya obra es igualmente una apuesta grandiosa de arquitectura al servicio de la Ciencia, del Arte y, en definitiva, de la mejor comprensión del ser humano como especie que interacciona con el ambiente que lo rodea en cada etapa evolutiva.

Aunque algo lejos de nuestra zona, la exposición de Manuela merece una visita que no defraudará a quienes así lo decidan en estos próximos meses veraniegos y permanecerá abierta hasta diciembre. Luego emprenderá un recorrido itinerante por otros lugares entre los que esperemos esté nuestra propia localidad alcazareña.







Justo López Carreño

Junio de 2018

    Subir ^ www.justorien.es © 2018