Artículos año 2021 LA PALABRA CUMPLIDA


El pasado miércoles 21 de abril fui invitado a un acto muy emotivo, que se celebró en el Museo de la Palabra, sede de la Fundación César Egido Serrano en Quero (Toledo) y en el que, por lo que a mi respecta, se cumplieron las palabras de dos de los protagonistas del mismo.

César Egido falleció hace ahora cinco meses de una grave y repentina enfermedad que no pudo superar pese a las atenciones médicas recibidas. El anterior verano tuve la ocasión de saludarlo personalmente cuando se encontraba, ya en plena pandemia, rodeado de un grupo de paisanos en una terraza de su pueblo tomando un aperitivo.

Yo formaba parte de un grupo de ciclistas que paramos a tomar un ligero avituallamiento en la misma terraza y uno de los compañeros nos advirtió de su presencia. Él nos saludó amablemente y se comprometió a enseñarnos su Museo de la Palabra, esa obra simbólica y metafórica que creó en su pequeña localidad y cuyo lema, grabado en piedra en varios idiomas de culturas ancestrales en una placa de la fachada dice: La palabra es el vínculo de la humanidad. Lamentablemente, su muerte impidió que pudiera llevar adelante ese compromiso adquirido.

Antes del trágico e inesperado desenlace, un excompañero de estudios y amigo de la infancia, Mariano Avilés, abogado y Presidente de la Asociación Española de Derecho Farmacéutico (Asedef), me comentó que tenía una buena amistad con César y que había compartido con él diversos momentos, cuando yo le hice partícipe del casual encuentro en Quero.

Pasados unos meses y ante la fatal noticia de su fallecimiento, le envié un mensaje a Mariano diciéndole que lamentaba su muerte y que tampoco podría ya enseñarme su casa tal como nos prometió. Afortunadamente, la Asociación que preside decidió otorgar a César Egido, a título póstumo, el Premio “España en el corazón” que es una iniciativa que reconoce la labor de aquellas personalidades, empresas, asociaciones y Administraciones Públicas cuyas acciones han contribuido a frenar la pandemia, a salvar vidas o a facilitar la labor de los profesionales sanitarios.

Mariano me comentó que tendría en cuenta mi deseo de conocer el Museo de la Palabra y, cuando se ha presentado la oportunidad, ha cumplido con su palabra. De tal modo que, gracias a su amistad, he podido ver realizado el propósito de forma delegada. La amistad y la palabra se han unido para el cumplimiento de una promesa perseguida.

Y centrándome en el acto, el primero que la Fundación César Egido organiza tras la pandemia, solo puedo decir que estuvo cargado de emoción por el recuerdo a la figura de César, de una organización impecable en la que estuvieron representadas las organizaciones promotoras del premio, Asedef y TAQ Distinciones, el Alcalde de la localidad de Quero y el presidente de la Fundación César Egido, Fernando Lucerón, quien, para mi sorpresa, resulta ser el hijo de un antiguo compañero de colegio, aunque de diferente curso por la edad, que formaba parte de una conocida familia de panaderos en la plaza del Borsalino de Alcázar, como la conocíamos popularmente, y sobrino político de César por parte materna, pues su madre, Mariló Egido es una de las dos hermanas del mismo, dado que el otro hermano ha fallecido también recientemente.

Hubo varios discursos breves y una proyección con imágenes de César y algunas de las personas relevantes que han pasado por el Museo de la Palabra, así como un paseo virtual por las dependencias del mismo, que los invitados convertimos en real después de finalizado el protocolo de los premios y agradecimientos, pudiendo contemplar la riqueza ornamental del caserón, sus muebles y rincones, sus objetos de valor y especialmente su biblioteca distribuida en varias salas y cuyo principal patrimonio son los numerosos y diversos ejemplares del Quijote en numerosas lenguas diferentes, de ahí la presencia también del Presidente de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan y de un representante del Consejo Regulador de la Denominación de Origen La Mancha, como institución garante de la calidad de uno de nuestros productos más genuinos, el vino. También me llamó la atención un rincón apartado y casi aislado del ruido y de la luz, que tiene como único mobiliario un cómodo butacón con reposapiés, para facilitar la inmersión en la lectura y, quien sabe, si en el plácido sueño.

Una vez finalizado el recorrido y tras recoger un pequeño obsequio de parte de la Fundación César Egido, compuesto de un portafolios grabado con el logo de la misma, un ejemplar del libro Homenaje universal al idioma español V Aniversario que reúne las intervenciones del acto celebrado en el Club Siglo XXI en Madrid el 21 de Enero de 2021 y una mascarilla serigrafiada con los emblemas del Museo de la Palabra, para no olvidar los tiempos que vivimos, se dio paso a una comida cervantina que resultó no solo sabrosa por la degustación de unos exquisitos platos manchegos como los duelos y quebrantos o las migas de pastor, entre otros, sino por la buena organización, el excelente servicio durante la misma y, en mi caso particular, por situarme en una mesa en la que la variedad de componentes, edades, inquietudes y formación la convirtió en un ameno y agradable intercambio de experiencias y opiniones.

Por último, además de agradecer a las diversas personas y entidades haberme ofrecido la oportunidad de participar en este acto, me gustaría transcribir las palabras que mi amigo Mariano Avilés pronunció en su discurso antes de la entrega del premio “España en el corazón”, porque resumen de manera lúcida y creativa lo que representa la palabra, sus diversas connotaciones y, en suma, lo que el añorado mecenas César Egido trató de plasmar y difundir con la creación de su singular Museo.







Sr. Alcalde de Quero, D. Victor Raúl López, D. Fernando Lucerón Presidente de la Fundación César Egido- Museo de la Palabra, familia de D. César Egido, Director Ejecutivo de TAQ Distinciones, amigos todos:

Presidente, muchas gracias por acoger esta iniciativa en vuestra sede para rememorar y homenajear la figura de D. César Egido Serrano y la labor de la Fundación Museo de la Palabra.

Han sido varias las ocasiones que he tenido de visitar esta casa y hoy es la primera vez que lo hago en ausencia de César.

“Palabra”, bella palabra, instrumento gratuito que a veces se paga a un precio caro sin darnos cuenta; en muchas ocasiones no se valora suficientemente las posibilidades que tiene el poder de la comunicación con las palabras manifestadas en todas sus formas: hablada, escrita, poesía…; la música está compuesta de palabras armoniosas que rozan la elegancia; también son palabras esos silencios que están llenos de contenido aunque no se pronuncien.

El filósofo Julián Marías afirmó que ”la posibilidad de la palabra en libertad es fruto de la convivencia del ser humano en la sociedad”.
A mi, las palabras se me antojan ahora, en este momento y en este lugar un bálsamo, una vía de escape que no se puede cerrar ni contener.

La palabra, como la poesía, no hace falta que sea “gota a gota pensada”, tampoco hace falta que sea “un bello producto”, ni “un fruto perfecto, es lo más necesario, lo que no tiene nombre, son gritos en el cielo, y en la tierra son actos” que diría el poeta.

Palabras dichas y escuchadas que se van “deshojando día a día, palabras que deforman nuestras vidas, palabras que destruyen la alegría”, palabras que duelen, palabras que se clavan “como dardos en la mente”, no son simplemente palabras…..

Pero nos quedan
algunas palabras
palabras de amor,
palabra de honor
en nuestras miradas

Así lo cantaba Mari Trini en una canción magistral dedicada a la palabra.
Los poetas han cantado a la palabra, los músicos han interpretado la palabra, los políticos han maltratado en muchas ocasiones la palabra utilizándola para confundir, la conciencia de todos se hizo palabra, palabras “en el exilio, en el destierro, en las esquelas”…en las distancias; pero aún nos quedan palabras.

Antonio Machado sentenció con estos versos:

Ni mármol duro y eterno,
ni música ni pintura,
sino palabra en el tiempo.

La palabra tiene mucho de aritmética: divide cuando se utiliza como navaja, para lesionar; resta cuando se usa con ligereza para censurar; suma cuando se emplea para dialogar, y multiplica cuando se da con generosidad para servir; conservar la palabra es conservar un tesoro que acompaña a la persona.

De esto, de la palabra, habló y mucho César Egido. A mi particularmente me entusiasmó escucharlo en aquellos encuentros que manteníamos en el Casino de Madrid tomando un café; mi buen amigo César era un mecenas de la palabra y por extensión de la cultura, era una persona buena, bondadosa, próxima y amigo de sus amigos. César Egido, con la palabra, con su «palabra» bajo el brazo, ha traspasado fronteras y unido pueblos en el mundo con el efímero instante de las palabras.

Desde este punto del mundo que es Quero se extendió la onda expansiva benefactora de la palabra al resto del planeta. César deja un gran legado para la posteridad y un mensaje único de dimensiones extraordinarias. La palabra «inclusión» da la oportunidad a todos para desarrollar nuestras aspiraciones y anhelos, un mensaje único de paz por medio de la palabra y un legado que a buen seguro Presidente y Director Gerente sabréis administrar con los fundamentos adecuados.

España en el Corazón no es un símbolo cualquiera, es el símbolo como ahora después veremos en el video que se proyectará. Representa la solidaridad hacia los demás, el esfuerzo, el querer servir, unir bajo esta piel de toro que es España y la palabra es el instrumento mejor. Por ello desde ASEDEF propusimos a TAQ Distinciones, quien en el año 2020 promovió esta campaña a nivel nacional precisamente desde Alcázar, que César Egido Serrano fuera uno de los destinatarios de este Corazón solidario. Una España en el Corazón que le hubiera gustado tener en sus manos.

Quiero concluir con las mismas palabras que César dedicó a Pepe Oneto por su fallecimiento. “Ten por seguro, amigo, que tu saber no quedará en el olvido, que lo llevaremos en construir aquella sociedad que en su día soñaste.”

Muchas gracias César, amigo, por haberte conocido. Descansa en paz.

Muchas gracias a todos por su atención Quero, 21 de abril de 2021


Justo López Carreño

Abril de 2021

Para más información sobre las instituciones mencionadas se puede entrar en:

https://www.fundacioncesaregidoserrano.com/es/
https://asedef.org/
www.trofeosalonsoquijano.com
https://lamanchawines.com/
https://cervantesalcazar.com/

    Subir ^ www.justorien.es © 2021