Semblanza de Asensio

Con el uniforme del C.D. Castellón en el partido frente al Mestalla el 16-11-1947. Foto de Tomás Más.
El 11-05-1947 jugó Asensio en el Campo de El Sequiol en foto tomada por Tomás Más.
Equipo del C.D. Castellón. Asensio es el primero por la derecha de la fila de abajo. La foto es de Wamba.
Asensio junto a Jaro en un partido entre el Albacete y el Plus Ultra ambos de la 2ª División en la temporada 1950-51.
Asensio, con su equipo el Castellón, es el primero de arriba por la izquierda.
Asensio en foto publicada por el diario "Lanza" el 5 de febrero de 1975


      Posiblemente sea la figura, humana y futbolística, de Enrique Asensio Arroyo, conocido como El Pregonero, la que más indagaciones me ha llevado contrastar para que estas breves notas de su semblanza mantengan el rigor y el trato fidedigno que merece su protagonista y la permanencia de su recuerdo.

“Era Asensio un extremo delgado y fibroso, dotado de una velocidad sorprendente y, más sorprendente aún, de un disparo tremendo que ni él mismo sabía de dónde sacaba… No era hombre de fácil palabra y a poco que se le preguntaba salían su fibra emotiva y su bondad”. Estas notas fueron redactadas por el periodista Jolopca en el diario “Lanza” en 1975.

Si tomamos como referencia los datos que nos ofrece la Liga de Fútbol Profesional en su página web, Asensio nació en Cádiz en 1921, sin embargo, todas las especulaciones de quienes le conocieron lo sitúan en Alcázar de San Juan, aunque ciertamente, su madre, María, era andaluza.

Fue desde luego en Alcázar de San Juan donde vivió su infancia, habitando con su familia en la casa llamada de la Prevención, en la calle de Santo Domingo, al lado de la prisión y hoy Colegio “Jesús Ruiz”. Enrique era uno de los cuatro descendientes junto a su hermano mayor, Luis, que tocaba el tambor y ejercía de pregonero en el municipio, y sus hermanas Maruja y Luisa.

Lo cierto es que la actividad de pregonar los bandos municipales le dio identidad a esta familia y por ello se les conocía a sus miembros. A la propia madre, María, se la recuerda también recitando los pregones y siempre acompañada de su perro “Cohete”.

El joven Enrique participó de los equipos locales de la época y dio muestras de su talento futbolístico desde muy joven, actuando como interior izquierdo y haciendo gala de un gran toque de balón y de un sentido muy práctico y eficaz en el juego, sin muchas concesiones para la galería.

Parece ser que encontró trabajo en la fábrica de piedra artificial que regentaba José Mª Ortega “Canario”, entonces alma mater del Gimnástico de postguerra y, de esa situación le vino el pasar a formar parte del equipo hegemónico de la ciudad, que en aquellos años jugaba en el desaparecido campo de Goya y contaba con jugadores como Perico, Córdoba, Castaña, Manolete, Acisclo, Mero, Vizcaíno, Tinillo, Acuña, Higinio… etc.

Más adelante y con motivo de su incorporación al Servicio Militar, seguramente avalado por su paisano Mero, que se había trasladado a vivir a la ciudad condal, Asensio fichó por el Júpiter barcelonés en el que permaneció cuatro temporadas en las que ascendieron de Tercera Regional a Tercera División. Este paso afortunado por el club catalán le permitió que un equipo con aspiraciones como el Castellón, que militaba en 1ª División, le contratase como refuerzo para la temporada 1945- 46, en la que teniendo como marco el antiguo campo de El Sequiol jugase 17 partidos y consiguiese dos goles, quedando clasificados en 8ª posición. En su segunda temporada en la máxima categoría de nuestro fútbol, Asensio se consolidó como jugador en sus 17 partidos jugados, consiguiendo 6 goles, si bien el equipo quedó clasificado en 14ª posición y no pudo evitar el descenso de categoría. Durante esta misma temporada el equipo jugó la entonces Copa del Generalísimo y Asensio jugó siete partidos consiguiendo 3 goles. El equipo cayó eliminado por el Real Madrid que venció por dos veces a los levantinos y que a la postre sería el vencedor copero al ganar la final al Español en partido jugado en el recién estrenado campo de Riazor de La Coruña.

Enrique permaneció dos temporadas más en el club castellonense militando en la 2ª División. En la 1947 – 48 jugó 19 partidos y consiguió 4 goles y en la siguiente jugó 15 partidos y marcó dos goles.

A partir de ahí dejó el club castellonense y pasó a jugar en el Albacete Balompié donde permaneció dos temporadas también en la 2ª División. En una de ellas se enfrentó a su paisano Jaro, que entonces formaba parte de las filas del Plus Ultra madrileño y cuya imagen de ambos ilustra una de las fotos de esta semblanza. Finalmente en la temporada 1952 – 53, cuando contaba con 32 años jugó su última temporada defendiendo los colores de la U.D. Levante de Valencia en 2ª División.

@ JUSTO LÓPEZ CARREÑO. MAYO DE 2010.

ALGUNAS FUENTES CONSULTADAS:

- Web de la Liga de Fútbol Profesional
- Web del C. D. Castellón
- Archivo gráfico de José López Cava "Jolopca" (Manzanares).
- Testimonios orales de Blas Vicente, Vicentín Vicente y Cleofé Ramos.
- Datos estadísticos de Conrado Marín (Castellón).
- Enciclopedia "Fútbol" Tomo I. Madrid 1950.
- Diario "Lanza" de Ciudad Real.
- Album Nacional de Fútbol. 2ª Edición. Año 1948. Ediciones Deportivas A.L.G.

    Subir ^ www.justorien.es © 2018