Semblanza de Cárdenas

Estadio Metropolitano de Madrid. Partido At. de Madrid 4 – 1 C.D. Toledo (Aficionados). Temporada 1969-70.
Estadio Santiago Bernabéu. Partido amistoso Selección Española 3 – 3 Shalke 04 de Alemania. Arbitro: Antonio Camacho. Linieres: Lamo Castillo y Cárdenas Paniagua. Capitanes: Amancio (España) y Westermann del Schalke 04. Temporada 1980-81.
Campo de Educación y Descanso de Alcázar de San Juan. Partido amistoso de Feria en 1968, Alcázar C.F. – Calvo Sotelo de Puertollano. Árbitro: Cárdenas. Capitanes: Asenjo (Alcázar) y Carbelo (Calvo Sotelo).
Campo “Heliodoro Rodríguez” de Tenerife. Partido: TenerifeC.F. 3 – 1 Recreativo de Huelva. Temporada 1971-72. Arbitro: Carbelo Martín. Linieres: García Izquierdo y Cárdenas.
Campo “La Romareda” de Zaragoza. Temporada 1967-68. Partido de Copa del Generalísimo Real Zaragoza 5 – 1 Valencia C.F. Arbitro: José Carbelo. Linieres: Cárdenas y Urra.
Campo “Los Cármenes” de Granada. Temporada 1970-71. Partido Granada C.F. 3 – 3 At. de Bilbao. Árbitro: A. Camacho. Linieres: García Román y Cárdenas. Capitanes: Echeberría (A. Bilbao) y Lorenzo (Granada).
Campo “Mestalla” de Valencia. Temporada 1976-77. Partido: Valencia C.F. 2 – 2 Sevilla C.F. Arbitro: A. Camacho. Linieres: Serrano Treviño y Cárdenas.
Junto a Luis de Carlos, Jaro y el Presidente del Colegio Castellano de Árbitros en la inauguración de la Peña Madridista “Racimo de Oro” el 27 de diciembre de 1979 en Alcázar de San Juan.
      Quienes conocimos a Antonio cuando aún ejercía como árbitro en las categorías inferiores o como linier – me gusta utilizar el clásico anglicismo en lugar de los funcionariales asistente o auxiliar – en Primera División, teníamos la representación del modelo de juez deportivo genuino. Pulcro en su uniforme negro – es posible que llegara a utilizar chaqueta con trencilla - , el pelo lacio y siempre perfectamente peinado, el gesto adusto y los ademanes reglamentarios escenificados con todo rigor.      

Este heredero del antiguo Comité Central de Árbitros que presidiera Luis Colina y secundaran figuras emblemáticas de los primeros tiempos como Carlos Dieste, Alfonso Albéniz y Antonio Cárcer, fueron los pioneros de una labor que se convertiría en piedra angular para el desarrollo del deporte futbolístico y que tuvo posteriormente en Pedro Escartín el referente teórico – su Reglamento de Fútbol comentado ha sido un clásico – y práctico en el que Antonio Cárdenas también se vio reflejado.      

Antonio Cárdenas Paniagua nació en Alcázar de San Juan un 30 de septiembre de 1929 y ya desde pequeño sintió una afición por el deporte del balón que se iba imponiendo como una de las aficiones del ocio de los españoles así como el modo de utilizar el tiempo de recreo en el colegio de los PP. Trinitarios en donde cursó sus estudios primarios. La privilegiada situación ferroviaria de nuestro pueblo, permitía que los chavales de entonces acudieran a la estación del ferrocarril para pedir autógrafos a los componentes de los equipos que hacían parada en la misma camino del sur, del levante o en sentido inverso hacia Madrid.      

No destaca como jugador, sino que pronto muestra sus dotes organizativas y funda su propio equipo, El Paseo, que inscribe en la competición local alcazareña cuando sólo contaba con 19 años de edad. Tras su ingreso laboral en RENFE se tiene que marchar de Alcázar y regresa varios años más tarde al tiempo que renace el fútbol de la mano de la cooperativa de jugadores que junto a él y a Francisco Marchante fundan en la temporada 1955-56 el Alcázar C. F. que llevarán al club a la Tercera División y ofrecerán una de las etapas más brillantes de fútbol que se han disfrutado en nuestra localidad.      

En 1957 ingresa en el Colegio de Árbitros de Ciudad Real aunque previamente había hecho sus pinitos en competiciones locales. Su prueba práctica consistió en el arbitraje del partido entre la Ferroviaria y El Plata jugado en el Campo del Gas de Madrid. Después, una larga lista de arbitrajes, bien como principal en la Tercera División o como linier acompañando a otros compañeros en las máximas categorías, es decir, en Primera y Segunda División. Algunos de estos partidos se reflejan en las fotografías que ilustran esta semblanza y Antonio aparece junto a árbitros tan afamados en su momento como Camacho, del Colegio Castellano, que fue numerosas veces internacional y muy amigo de nuestra tierra manchega a la que visitó en bastantes ocasiones invitado por sus amigos.      

El 28 de julio de 1965, el semanario provincial “Arco” lo declaraba “Árbitro del mes” por sus buenas actuaciones. Permanece en el arbitraje activo hasta la temporada 1971-72 en la que se convierte en Secretario General del Colegio de Árbitros, cargo en el que permanece durante diez años hasta que en 1982 pasa a ser Informador, labor esta consistente en dar cuenta de los arbitrajes de otros compañeros para su valoración por los propios colegios profesionales.      

En 1976 recibió un homenaje en Alcázar de San Juan por parte de los dirigentes del Gimnástico C. F., en un partido de pretemporada próximo a la Feria y Fiestas. A partir de ese momento y sin desvincularse del mundo futbolístico, sus tareas fueron haciéndose cada vez más honoríficas y por cuestiones familiares y personales fijó su residencia en Madrid, para desde allí seguir los avatares de su apasionado fútbol, sin renunciar a sus continuas visitas por Alcázar e interesarse por todo lo que en nuestra localidad sucede a través de su grupo de fieles amigos y de la prensa que lo pone al día.
Antonio falleció en Madrid el 26 de Junio de 2013 a la edad de 83 años y fue enterrado en su localidad natal de Alcázar de San Juan.      

Justo López Carreño
Diciembre de 2008. Ampliado en Junio de 2013.

ALGUNAS FUENTES CONSULTADAS
- Periódicos "Lanza" y "Arco" de Ciudad Real.
- Archivos Colegio de Árbitros del Comité Castellano.
- Archivo particular de fotos de Justo López Carreño.
- Testimonios orales y fotográficos de Antonio Cárdenas.

    Subir ^ www.justorien.es © 2018