Sueltos


I
Negra ha de ser la carpeta
donde guarda sus versos
el poeta,
como negra la ropa
que usa de vestimenta.

II
Se han cambiado las consignas
de mi etapa adolescente,
ya no vale quien sirve
ahora vale quien vende.

III
Economía de mercado
eufemismo sibilino
que nos mantiene atrapados.

IV
Cada uno en nuestra luna
tu en la tuya yo en la mía.
Y después de unas copillas
tú en mi luna yo en la tuya.

V
Tiene siempre la mujer
una fórmula sencilla
de aparecer atractiva:
subirse la falda de pronto
diez centímetros más arriba.

VI
Ir de putas es también
ir de madres y de hermanas.
¿ O acaso no tienen familia
aquellas que venden
su sexo por las esquinas ?

VII
Calidades sonoras
voces crispadas
en las alcobas.

VIII
Sueño inexperto
las altas horas
lo dan por hecho.

IX
Penumbras vagas
con soledades
casi olvidadas.

X
Tristeza ingenua
que no procede
de mal ni afrenta.

XI
Niebla serena
en la mañana
de luna ausente.

XII
Sol que refleja
el Ayuntamiento
a la derecha.

XIII
Visión de infancia
en los aromas
tan añorada.

XIV
Horas que pasan lentas
rezagadas en la siesta
si despierta.

XV
Negros presagios negros
como algunos comunicados
de algunos gobiernos.

XVI
A caballo viene la ola
desde el horizonte gris
para deshacerse sola.

XVII
Con torturas y amenazas
se defienden los gobiernos
que razones ya no alcanzan.

XVIII
La encina en su majestad
produce con sus ramajes
cánticos de serenidad.

    Subir ^ www.justorien.es © 2018