Artículos año 2005 QUINCE AÑOS DESPUÉS

Volvieron a juntarse precisamente quince chicos y chicas, ahora hombres y mujeres, que habían cursado su escolaridad y finalizado el entonces 8º de E.G.B. en el Colegio Público Juan de Austria de Alcázar de San Juan. No estaban todos los que fueron pero si eran todos los que estaban. Y además los acompañamos dos de los maestros que tuvieron, Justo y Jesús, que hicimos un hueco en la agenda para esta celebración.

Pero lo verdaderamente importante fue el reencuentro, la voluntad de querer verse de nuevo después de tanto tiempo transcurrido. Algunos no se creían que habían pasado tres lustros. Y allí estaban: cada cual contando su situación, su lugar de residencia, sus inquietudes y planes de futuro inmediato, sus cosas… y hubo un denominador común: se guardan afecto, deseaban volver a verse y esto se reflejaba en el brillo de sus miradas al hablarse y saludarse.

Y todo esto para quienes contribuimos a facilitar sus aprendizajes en aquellos años, es ahora hermoso y emocionante de contemplar. Sobre todo porque ahora ya no median las calificaciones, ni las becas, ni otros intereses y lo que sale a relucir es lo que ha quedado tras el filtro del tiempo y la criba de los aconteceres de la vida, de todas y cada una de las vidas que en un momento coincidieron en torno a las dependencias de un centro educativo y más adelante se dispersaron para siempre en múltiples itinerarios.

Yo reconozco que me sentí muy emocionado por la invitación y que este grupo de personas, que en su día fueron alumnos y alumnas, me han devuelto con creces todo lo que yo pude volcarme con ellos. Así pues, gracias a todos: Manolo, José Manuel, Raúl, Víctor Manuel, Esther, Laura, Javier, Mª José, María, Julio, Gema, Fernando, Beatriz, Elisabet, Yolanda… y al resto de compañeros ausentes que si no pudieron estar físicamente con nosotros los tuvimos en la mente y en el corazón mientras recordábamos sus nombres, sus caras, lo vivido entonces y lo que sabíamos de ellos ahora.

Sólo me queda pediros una última tarea, a través de este cuaderno virtual, de esta blog que no se parece nada a aquellos blocs de lomo de alambre fino que se utilizaban en la escuela, y es que hagáis algún comentario a continuación de este texto (Pinchad sobre la palabra comentario y rellenad los campos oportunos).

Que dejéis que hable un poco vuestro corazón sobre esa especial noche que vivimos. No hay prisa y tampoco habrá notas ni recuperaciones. Para los que no disponen de estos medios ya les enviaré el contenido por métodos tradicionales. ¿De acuerdo?

Un fuerte abrazo a todos y todas.

Justo López Carreño.

Alcázar de San Juan, 12 de diciembre de 2005
    Subir ^ www.justorien.es © 2018